Capacitación Empresarial

Capacitación y desarrollo en tecnologías de la Información

Una compañía se propone cumplir ciertos objetivos en un determinado periodo de tiempo.  Para esto, define diversas actividades (funciones) que deben ser desarrolladas por las personas que forman parte de las diferentes áreas.  A más conocimientos y habilidades de las personas de un equipo de trabajo para cumplir una función, mayor probabilidad de llegar a lograr los objetivos trazados por la compañía.

La empresa no siempre cuenta internamente con capital humano debidamente preparado para ciertas tareas.  Al seleccionar una persona para un puesto, se tienen en cuenta sus estudios formales (títulos oficiales: secundario, universitario, terciario, posgrados, etc.) e informales (cursos, seminarios), así como sus competencias “duras” (técnicas, conocimientos específicos y académicos) y “blandas” (trabajo en equipo, liderazgo, establecimiento de interrelaciones), lo que permite evaluar si ese individuo se podría adaptar a lo que la organización necesita y espera de su desempeño.

Por excelente formación que tenga una persona al ingresar a una empresa, ésta busca el desarrollo de capacidades y competencias especialmente ligadas a su quehacer diario y el cumplimiento de los objetivos pautados.

Por otra parte, a medida que pasa el tiempo, la empresa crece y va modificando ciertos procesos, surgen novedades de diferentes tipos: aparecen nuevos productos o servicios, aparecen nuevas tecnologías aplicadas a lo que la compañía hace, etc.  El mercado exige una capacitación permanente, más allá de la formación que pueda tener cada persona.

La Capacitación es una inversión para las organizaciones

A través de la capacitación de sus colaboradores la empresa puede influir en la productividad y calidad de trabajo de sus colaboradores, aumentando la rentabilidad. La capacitación sirve también para solucionar problemas, reducir la necesidad de supervisión, retener el talento, tener un mejor sistema para la implementación de bonos, gratificaciones o aumentos de salarios según adquisición y puesta en práctica de mayores conocimientos y habilidades.

La Sistematización de la Capacitación de los Recursos Humanos es una inversión porque con esa tecnología la empresa puede establecer planes de largo plazo que le permiten mejores negociaciones, una óptima planificación logística y el consiguiente ahorro de tiempos, recursos y costos para capacitar a su gente.

En la medida que se logren planificar los distintos cursos en el tiempo, el área de Recursos Humanos podrá establecer una logística de Capacitación con el siguiente detalle:

  • Calendario anualizado de cursos (agenda y duración – fechas y horarios)
  • Definición de perfiles de participantes
  • Definición de formadores para cada curso
  • Necesidades de recursos y materiales (salas, sillas, micrófono, equipos especiales de proyección, disponibilidad de WiFi u otro tipo de conexiones a Internet, iluminación, PCs, notebooks, manuales, etc.)
  • Digitalización de documentos

Asimismo, la Sistematización de la Capacitación de los Recursos Humanos permite un control de gestión más simple y amigable en este aspecto.  Se puede llevar a cabo un seguimiento detallado de los cursos y su posterior aplicación dentro de la empresa:

  • Asistencia
  • Evaluación de conocimientos adquiridos
  • Encuesta de satisfacción (permite realizar ajustes y modificaciones para mejorar el curso en cualquier aspecto)
  • Registro de aplicación práctica de conocimientos adquiridos
  • Medición de competencias (aplicación de los conocimientos adquiridos en la capacitación)
  • Provisión de bonificaciones, gratificaciones y/o aumento de salario según adquisición y puesta en práctica de mayores conocimientos y habilidades